lunes, 23 de abril de 2007

Tanta ambigüedad me quema

Nanai, leyendome estoy un libro que trata sobre una utopía ambigua

Y lleno de ambigüedad esta cualquier noticiero local

Las chicas de mi ciudad son muy ambiguas, lo que prima es la ropa

La ropa vieja, sucia y con roturas es mas cara viajar por Europa

No tengo tiempo ni para echarme una siesta, y me van faltando unas 10 siestas, para poder aceptar aunque sea un mínimo de volumen de trabajo

Un viaje en metro son 2 horas, y no es coña

Y que importara todo esto si vivo en una situación privilegiada sin derecho a quejarme

Un mundo tan ambiguo como todos estos comentarios

A veces tengo miedo de caer en la indiferencia

2 comentarios:

Lenin dijo...

Y no te preocupes, que ellos siguen y siguen soplando... nunca hay suficiente humo. Nunca hay suficiente de nada. La gente viaja lobotomizada en su atasco de dos horas diario y se siente libre de poder coger el coche para ir a trabajar donde libremente ha elegido. Esa es la ambiguedad más grande de todas, libertad de que nos den por el culo?

Macready dijo...

Libertad de ir a 120 por la autopista

Libertad de pagar un canon de impuesto por masturbarte en el baño

Libertad digital...